3 enero, 2018

Cosmovisión andina-Pléyades energía luminosa.

Quiero compartir con vosotros las enseñanzas y las iniciaciones de la energía de las Pléyades.

Los Q’eros, también conocidos como los últimos Incas, que para salvar su vida se refugiaron en las altas cumbres de los Andes, escapando del azote de los conquistadores.

Allí conservaron su legado intacto a lo largo de más de cuatro siglos, viviendo aislados de toda la población.

Actualmente sobreviven unas 600 personas que pudieron afrontar las inclemencias del tiempo, las extremas temperaturas de las montañas durante lo fuertes fríos del inviernos y las constantes lluvias de casi tres meses de duración.

A inicios de Diciembre tuve la suerte de participar en un encuentro realizado en La Muela, de Los Algodonales.

Un sacerdote Q’ero, llamado Don Mariano, Kurak Akullek (Vidente), Sacerdote Andino, maestro y sanador de la Comunidad Q’ero.

Don Mariano durante 3 días estuvo compartiendo con el grupo allí reunido,  las energías estelares y ayudándonos  a conectar con la energía luminosa de las Siete Hermanas. “Conocidas también como Pléyades” Este energía estelar de sanación iluminó nuestros centros energéticos de una forma potente, ayudándonos a percibir nuestro camino.
Estos ritos están conectados con el tiempo y energía del Nuevo Comienzo (Taripay Pacha), lo cual estamos experimentando ahora.

De acuerdo a Aveni, la salida Heliaca 10 de las Pléyades da inicio al año Inca, lo que ocurre de 13 a 15 días antes del solsticio de invierno. Ellos vieron una relación entre el tiempo en que las Pléyades son visibles y el ciclo agrícola anual.

De esta manera, uno de los nombres con que designaban al cúmulo era Collca, que significa «depósito de alimentos» en Quechua.

Las Pléyades están ausentes del cielo nocturno entre el 3 de mayo y 9 de junio, durante un período de 37 días, que coincide con el que media entre la  cosecha y la próxima época de siembra en el altiplano.

La observación de la primera aparición de las Pléyades no sólo definía el inicio del año inca, sino que también les permitía dar paso a la siembra.

Taripay Pacha quiere decir “la época cuando nos encontramos con nosotros mismos otra vez”.

Cusco ubicado en los Andes, Don Mariano, con sus más de 80 años, hizo una larga gira por Europa desde Cuzco hasta nuestra querida Andalucía, España.
Fueron momentos intenso de convivencia, donde Don Marino pudo compartir con nosotros sus enseñanzas acerca de la Cosmología Andina, y ofrecer los Ritos de Iniciación que nos conectan con las energías de las Siete Estrellas.

Don Mariano Quispe estuvo acompañado por Odon Medina Calsin, su compadre e intérprete Peruano desde hace muchos años.

Ya les seguiré comentando todo lo acontecido en esos días ya que tuve la suerte de poder participar en ese maravilloso lugar,  ubicado en pleno corazón de la Sierra de Líjar. La Muela de los Algodonales.

www.unedco.es

General, Terapias energéticas. ,

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *