Blog

24 abril, 2017

Tu dormitorio un lugar ideal.

Merece la pena, en él descansamos y tenemos relaciones íntimas y ambas cosas son importantes.

Vamos a buscar que en nuestro dormitorio haya equilibrio y armonía para que la energía fluya sin obstáculos.

Todos queremos un ambiente que nos proporcione bienestar y paz.

El Feng Shui nos puede ayudar a lograr una armonía en nuestro espacio, en nuestro entorno y en nuestra vivienda.

Vamos a ir observar en los elementos que hay en él y en cómo ubicarnos

La cama.

Es una parte muy importante, y debe estar cubierta de elementos que por su color y forma nos transmitan la sensación de relajación.

Los colores más indicados son los suaves y claros y los tejidos naturales tanto en edredones como sábanas.

Como mueble debe facilitarnos el descanso para que al despertar nos sintamos con ganas de vivir plenamente. Debe tener un cabecero que haga de protección y nos sintamos seguros.

La ubicación mejor es situar el cabecero contra una pared sin ventana y que no esté mirando a la puerta de entrada del dormitorio.

En caso de que no exista esta posibilidad, habrá que colocar un mueble, una cortina, un dosel o un biombo que haga la separación.

Debe estar situada con acceso por ambos lados.

Los muebles.

Las luces o el ventilador es conveniente colocarlos en las paredes laterales y no colgados del techo. Éste debe ser plano, sin vigas que sobresalgan.

El armario debe ser sencillo para que no rompa el equilibrio, con bordes redondeados y que no sea demasiado alto.

Es preferible tener butacas, sofás… que invitan al descanso, que mesa de trabajo o mobiliario de gimnasia.

Otros elementos que no ayudan a la intimidad y al sueño, son los televisores, ordenadores… que pueden estar ocultos.

Las mesillas de noche iguales, con una lámpara y a cada lado de la cama de matrimonio. Para esta cama usar sólo un colchón que ayudará a la compenetración.

Los espejos no son aconsejables en el dormitorio, aunque pueden estar ocultos. El Feng Shui considera que no hacen circular bien la energía porque la rebotan.

Decoración.

Los colores de las paredes deben ser claros para transmitir serenidad: Azules, rosas, amarillos y ocres suaves.

Los elementos decorativos como cuadros, objetos, alfombras… deben recordar al Elemento Tierra porque dan armonía y estabilidad: Paisajes de campos, objetos de forma cuadrada, objetos de cerámica…

La iluminación también debe ser suave para crear el ambiente acogedor.

Promociones
Acerca de Pury del Valle
Soy Consultora de Feng Shui y ofrezco mis servicios para acompañarte a buscar la armonia en tu hogar, tu negocio, oficina y en tu vida. Amo la naturaleza, amo el aire que respiro, el sol que nos alumbra, cada célula, cada energía que vibra en constante interacción.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *