Saltar al contenido
Loto Salud

Alergia a la leche e intolerancia a la lactosa ¿cuáles son las diferencias

diciembre 8, 2019

Ser intolerante a la lactosa siempre ha sido confundido como una alergia que afecta la salud aunque sean diferentes, por eso hay que informarse para poder diferenciarla.

En primer lugar aunque existan coincidencias en los síntomas, internamente en el organismo sus efectos llegan separarse por completo, por esta razón es mejor conocerlos. Por cuando se habla de alergia esto va relacionando con una proteína en particular que proviene de la leche de vaca.

En cambio si se trata de intolerancia esto tiene que ver con problemas para la absorción del azúcar que se encuentra en la leche conocido como lactosa.

La Leche

Este producto lácteo está compuesto por una serie de nutrientes que son necesarios en nuestro cuerpo, los cuales son:

1.      Proteínas de caseína y suero.

2.      Carbohidratos contenidos en la lactosa compuesto por glucosa y galactosa.

3.      Vitaminas y grasa.

4.      El agua contenido en la leche.

Alergia a la leche o intolerancia a la lactosa

Ser alérgico como ya se ha dicho antes se debe a una afección causada por una proteína de la leche, aunque se ha dado de la proveniente de la vaca también ocurre con la de oveja, cabra, búfalo y demás mamíferos.

Muchos se empeñarán en decir que es lo mismo que la intolerancia pero están en un error, ya que cuando se trata de alergia es porque el sistema inmune ha sido atacado y genera una reacción.

En cambio con la intolerancia esta reacción no existe, otra diferencia está en su origen la alergia se debe a una proteína y la intolerancia es por  el azúcar. Además con esta última los síntomas son de carácter digestivo.

Provocando  inflamación en el vientre, flatulencias y diarrea, con una alergia las cosas son diferentes porque el sistema inmunológico se siente amenazado así que se producen reacciones los cuales si no son tratados a tiempo pueden ser mortales.

Por esta razón en caso de ocurrir se deben hacer evaluaciones más específicas para tener un diagnostico con mayor exactitud y determinar cómo procede dicha reacción ante la ingesta de la leche u otros productos derivados del mismo.

Precauciones

Si ya has sido diagnosticado y etiquetado como alérgico de este punto en adelante debes estar al tanto de los productos que consumes revisando sus etiquetas, de igual manera esto no abarca alimentos sino también medicamentos.